C10.jpg

Demografía y poblamiento

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button

En la Sierra de Segura ha predominado históricamente un sistema de poblamiento disperso, con multitud de entidades aisladas y núcleos pequeños (aldeas, cortijos, cortijadas), a veces muy alejados unos de otros, lo que contrasta con el patrón habitual de asentamiento en buena parte de Andalucía, basado en el sistema de agrociudades. Esta estructura de poblamiento disperso se vio afectada, lógicamente, por el importante éxodo emigratorio de la segunda mitad del siglo pasado.

La aplicación de la Ley de Montes de 1957 y la política de repoblación forestal en la cuenca de alimentación del embalse del Tranco llevaron consigo, igualmente, la reducción del número de moradores que vivían dispersos en los montes públicos.

No fueron únicamente razones de precariedad o falta de empleo las que provocaron la emigración y el abandono del hábitat por parte de la población local, sino que también influyó decisivamente el problema jurídico de la falta de titularidad de la tierra, motivo recurrente de tensiones y conflictos a lo largo de la historia más reciente de estas comarcas serranas. El mapa siguiente muestra la comparación de los asentamientos de población en los años 1950 y 1996, apreciándose en ellos la reducción del número de núcleos poblacionales en la segunda mitad del siglo XX.

Haz click para ampliarlo y descargarlo


Un segundo aspecto a resaltar en el sistema de poblamiento es la paulatina concentración de la población en las diferentes cabeceras municipales y otros núcleos de la comarca. Como se aprecia en la siguiente tabla, la concentración de población en los núcleos principales de los diferentes municipios de la Sierra de Segura es del 93,9%.

Distribución de la población municipal entre el núcleo principal y población en diseminado · 2004

 

Población en núcleo

Población en diseminado
Población total

Municipios

Habitantes

Nº de núcleos

Habitantes

Habitantes

Arroyo del Ojanco
2.379
2
89
2.468

Beas de Segura

5.279
4
198
5.477

Benatae

587
3
13
600

Génave

603
1
2
605

Hornos de Segura

505
3
144
649

Orcera

2.020
1
117
2.137

Puente de Génave

2.066
4
6
2.072

La Puerta de Segura

2.592
6
48
2.640

Santiago-Pontones

3.470
27
702
4.172

Segura de la Sierra

1.658
18
202
1.860

Siles

2.419
4
54
2.473

Torres de Albanchez

915
1
25
940

Villarrodrigo

535
2
0
535

Totales y Promedios

25.028 - 93,9%

76

1.600 - 6,1%

26.628

En suma, nos encontramos hoy con una estructura de poblamiento caracterizada por la inexistencia de núcleos mayores de 5.000 habitantes, mientras muchas entidades tienen un tamaño demográfico inferior a 100 habitantes y otras tantas no superan los 500 habitantes. Semejante atomización de la estructura de poblamiento plantea, como es sabido, serios problemas de gestión municipal a numerosos Ayuntamientos, siendo los de Santiago-Pontones y Segura de la Sierra los que sufren más internamente sus consecuencias debido a la amplia presencia de entidades de población dispersas y de reducido tamaño, lo que conlleva que cualquier tipo de servicio, por elemental que parezca, resulte excesivamente gravoso para unas arcas municipales ya de por sí debilitadas.

 

En el análisis demográfico de la comarca de la Sierra de Segura destaca como uno de los hechos más relevantes el fuerte éxodo demográfico sufrido desde los años cincuenta del siglo pasado, de lo que da cuenta la pérdida de población de más de 42.000 habitantes en las Sierras de Segura y Cazorla entre los años 1960 y 1986, que ocasionó que hacia 1980 la población bajara hasta el nivel que existía en el último cuarto del siglo XIX. El análisis de los datos de población desde 1981 hasta 2005 muestra que dicho descenso poblacional ha continuado pero ya no de forma tan acusada como antaño.

Evolución de la población de derecho 1981-2005 (Número de habitantes) en la Sierra de Segura

Año 1981

Año 1986

Año 1991

Año 1996

Año 2001

Año 2005

33.869

32.327

30.035

29.387

27.232

26.628

 

Refiriéndonos únicamente al período 1991-2001, algunos de los municipios de la Sierra de Segura presentan un crecimiento negativo preocupante, como es el caso de Génave (-18,6%) y Villarrodrigo (-17,4%).

Este descenso continuado de la población local ha colaborado también a la baja densidad de población que caracteriza a la comarca, mucho más baja que la existente a nivel provincial (48,0 hab/km2). En los tres municipios de la Sierra de Segura que conforman el núcleo esencial del Parque Natural, esto es, Santiago-Pontones, Hornos y Segura de la Sierra, la densidad de población no alcanza los 10 hab/km2.

Densidad de población en la Sierra de Segura, 2005

Habitantes

Extensión (km2)

Densidad (hab/km2)

26.628

1.937,36

13,7

 

El análisis de las pirámides de población permite, igualmente, mostrar como rasgos destacados el notable estrechamiento de la base piramidal, compuesta por los individuos de menos de 15 años y el aumento del peso relativo de la población de más de 64 años en el conjunto de la estructura poblacional.

La principal causa de la pérdida de importancia de la población joven es el alarmante descenso de las tasas de natalidad, cuyos valores promedio no aseguran en muchos casos la capacidad de reemplazo generacional.

Población de menos de 15 años en la Sierra de Segura
(en porcentaje del total de la población)

Año 1986

Año 1991

Año 1996

Año 2001

Año 2005

19,3%

17,8%

17,1%

15,7%

14,5%

Tasas de natalidad y mortalidad en la Sierra de Segura
(nacidos vivos por mil habitantes; defunciones por mil habitantes)

Años 1982-1991
Años 1991-1999
Año 2004
Tasa de Natalidad
Tasa de Mortalidad
Tasa de Natalidad
Tasa de Mortalidad
Tasa de Natalidad
Tasa de Mortalidad
10,94
10,24
9,21
10,96
9,41
14,14


Al contrario de lo que sucede con la población joven, la población con más de 64 años ha ido creciendo en términos absolutos incrementando su peso relativo en el conjunto de la estructura poblacional, provocando con ello el aumento del índice de envejecimiento. A este envejecimiento de la población ha contribuido de forma decisiva la emigración de población joven en edad activa.

Población mayor de 64 años en la Sierra de Segura, 1986-96
(en porcentaje del total de la población)

Año 1986

Año 1991

Año 1996

Año 2001

Año 2005

15,9%

18,2%

20,7%

21,4%

23,9%


Por último, en el tramo de edad comprendido entre los 15 y los 64 años se advierte una moderada tendencia a la disminución de efectivos, lo cual no debe menospreciarse por cuanto significa pérdida de potencialidad laboral.

Población entre 15 y 64 años en la Sierra de Segura
(en porcentaje del total de la población)

Año 1986

Año 1991

Año 1996

Año 2001

Año 2005

64,8%

64,0%

62,2%

58,6%

61,5%


La tasa de dependencia mide la relación entre la población no activa (menores de 15 años y mayores de 64) y la población potencialmente activa, entre 15 y 64 años. Dicha tasa muestra un incremento sensible en estos últimos años, contrariamente a la tendencia descendente que se observa en ese mismo período en la provincia y en la región. A la debilitada situación demográfica se une, por tanto, este otro inconveniente que hace recaer sobre la población activa un peso cada vez mayor de población no activa.

Tasa de dependencia en la Sierra de Segura, 1986-2001

Año

1986

1991

1996

2001

2005

Sierra de Segura

54,2%

56,1%

60,8%

71,0%

62,4%

Provincia de Jaén

56,2%

55,2%

54,8%

55,3%

50,9%

Andalucía

56,7%

52,9%

48,2%

46,9%

46,3%

Dentro del amplio tramo comprendido entre los 15 y los 64 años de edad interesa destacar el correspondiente a los más jóvenes, con edades entre 15 y 24 años, ya que son estos jóvenes, hombres y mujeres, los que al no encontrar en el mercado de trabajo local oportunidades de empleo, optan por la emigración, ya sea de carácter temporal o definitiva, al llegar a su edad activa. Esta circunstancia hace que los saldos migratorios de la comarca siga arrojando un balance negativo. Esta hemorragia de recursos humanos jóvenes, a veces con elevados niveles de cualificación, debe señalarse como uno de los problemas más relevantes para la aplicación de estrategias de desarrollo sostenible.

Saldos migratorios en la Sierra de Segura, 1991-99

Años

Inmigración

Emigración

Saldo migratorio

1991 al 1999

4.783

6.219

1.436

2000 al 2004
644
793
-149

El índice de envejecimiento muestra la relación entre la población mayor de 64 años y la de menos de 15 años. Dicho índice alcanzaba en 2001 el 153% en la Sierra de Segura, lo que significa que por cada 100 personas menores de 15 años existen más de 153 personas con más de 64 años, lo que va convirtiendo estas poblaciones serranas en auténticos asilos naturales.

Índice de envejecimiento en la Sierra de Segura

Año 1986

Año 1991

Año 1996

Año 2001

82,2%

102,4%

120,4%

153,3%


Ahora bien, no todo son implicaciones negativas de este último hecho, ya que gran parte de las personas mayores disfrutan hoy día de una o más pensiones de jubilación, lo que supone la entrada en dichos municipios de un volumen de rentas nada despreciable. En efecto, considerando únicamente las pensiones de jubilación contributivas, las no contributivas y las pensiones de viudedad, actualmente ingresan en la comarca unas 6.500 pensiones. Hay que señalar igualmente que no todos los pensionistas cobran una sola pensión de jubilación ya que la proporción de pensiones que llegan a cada municipio en relación con su población total supera, en gran mayoría de los casos el 20%, alcanzando valores aún mayores en Benatae (28,6%) y Villarrodrigo (36,5%).

Número de pensiones en la Sierra de Segura 2001

Jubilación contributiva

Pensiones de viudedad

Jubilación no contributiva

Total

4.297

1.772

385

6.454

Otro aspecto positivo que deriva de esta situación es la proliferación de residencias y otro tipo de centros dedicados a la atención de las personas mayores en este espacio rural. Además de dignificar las condiciones de vida del colectivo de tercera edad, la atención geriátrica se ha convertido en un nuevo yacimiento de empleo comarcal durante estos últimos años. En la actualidad funcionan varias residencias de la tercera edad.