DSCN0032.jpg

Fiestas

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button

 

ENERO
  • Fiesta de San Antón. Se celebra mediante Luminarias con ofrendas a San Antón en el día de su víspera. Día 17
  • Fiesta en honor a la Virgen de la Paz, patrona del pueblo de Beas de Segura. Día 24

  • FEBRERO Y MARZO
  • Carnaval Febrero o Marzo

  • ABRIL
  • Semana Santa de Beas de Segura. En la actualidad cuenta con un gran número de Cofradías que contribuyen a ofrecer unos pasos y procesiones muy bellos. En esta época son típicos los panecillos en caldo, el encebollao, así como una gran variedad de dulces. Marzo o Abril
  • Días 22 a 25

  • MAYO
  • Subida a la Cruz de los Trabajos, donde se hacen gran cantidad de ofrendas y promesas. Durante todo el mes
  • Fiestas en Honor de la Virgen La Milagrosa en la aldea de Prados de Armijo. Diás 18 a 21

  • JUNIO
  • Fiestas de San Juan Bautista, celebrada en el Barrio de San Juan, donde antiguamente estaba la Ermita. Son típicos los rosquillos de vino y la mistela durante la amenizada verbena. Día 24

  • SEPTIEMBRE
  • Fiestas en Honor de la Patrona Virgen de las Maravillas en la aldea de Cañada Catena. Días 7 a 9
  • Feria en honor a Ntra. Sra. Virgen de la Paz , era antiguamente una feria de ganado, pero con el paso de los años se ha ido olvidando ese aspecto de la feria. Días 17 a 20

  • OCTUBRE
  • Fiestas en honor de la Virgen del Rosario en la aldea de Cuevas de AMbrosio. Días 10 a 12
  •  

    FIESTAS EN HONOR DE LA VIRGEN DE LA PAZ

    En Beas de Segura, se celebra la festividad de la Virgen de la Paz, patrona de la localidad, con una tradicional hoguera que se levanta en la puerta de la Casa Consistorial.

    En torno a ella, los asistentes, en un ambiente festivo, pasan una velada en la que no falta la cuerva (especie de sangría) que el Ayuntamiento les ofrece.

    En la víspera se encienden luminarias y este día se celebra una procesión por las calles de la localidad.

     

    FIESTAS DE SAN MARCOS

    Sus orígenes se remontan al siglo XV ó XVI. La tradición popular las asocia con la fundación por Santa Teresa de Jesús del Convento de San José del Salvador, en Beas, en el año 1575. Según esta versión, uno de los toros que participaban en la construcción del convento escapó provocando el pánico en la población. Entonces, Sta. Teresa fue al lugar y tras ponerle la mano en el testuz, lo llevó de nuevo al trabajo atado con un fino hilo. Otra versión habla de una epidemia que afectaba al ganado vacuno y que cesó el 25 de abril, hecho que la población atribuyó a la intervención del Santo.

    En cualquier caso, la primera referencia escrita sobre los festejos de San Marcos se encuentra en la Historia y relación de la Villa de Beas hecha en el año 1575 por orden de Felipe II.

    Actualmente, la fiesta se centra en los días 24 y 25 de abril. Por las calles del pueblo se corren vacas y toros ensogados, aproximándose al centenar el número de astados que participan en el festejo.

    Tras la suelta de vaquillas el día 23 por la tarde con San Marcos Chico (para niños, el plato fuerte llega el día 24. A las 4 de la tarde comienza el desencajonamiento de las reses (las vacas más grandes y los toros).

    Previamente, ya sea en la ganadería o en las afueras del pueblo, han sido debidamente ensogados con sumo cuidado por manos expertas. El cuidado que se pone en esta labor, junto con el arreglo que se hace a la maroma (se forra la parte que está en contacto con la testuz del animal) tienen por finalidad no dañar al animal, pues no es ese el fin del soguero. Éste se pone por seguir la tradición y para evitar que los animales se junten en manada y manseen. Por supuesto, también sirve para evitar o suavizar alguna cogida que de otra forma podría ser fatal.

    Durante toda la tarde del día 24 y todo el día 25, las reses son sacadas para, una vez corridas, volverlas a encerrar en los chiqueros, provistos de agua y comida, para que descansen y se repongan antes de sacarlas nuevamente.

    El día 25 comienza con la diana, pasacalles musical que se encarga de despertar a los pocos que aún duermen. A partir de las 7.30 h. De la mañana empieza la parte más vistosa de la fiesta: el cascado de las reses. Esto consiste en sujetar el animal a una reja, anilla o árbol con la ayuda del soguero para ponerle un aparejo bordado y un collar de cascabeles. Este rito se hace con cada una de las reses que participan en la fiesta y enlaza con la antigua costumbre del Toro de San Marcos, en la que se llegaba, a veces, a adornar el toro y llevarlo incluso a la Iglesia.

    Tras cascar las reses, éstas son encerradas para dar paso a la Procesión del Santo por todo el recinto de la fiesta, y es una gran multitud la que acompaña al Santo cantando y brincando sin parar.

    Una vez finalizada la Procesión, los toros vuelven a ocupar el recinto y son corridos por los sanmarqueros hasta la caída de la noche.

    Desde hace unos años y debido a la aplicación de un reglamento taurino para los festejos populares, todas las reses se sacrifican el día 26 en un matadero y sin presencia de público. Hasta la puesta en vigor de ese reglamento, los habitantes de Beas cuidaban durante todo el año de reses que luego se corrían en las fiestas para volver a cuidarlas hasta el año siguiente. Por desgracia esto ya no se permite hacer.

    El año 2001, viene a coincidir con un acontecimiento histórico para nosotros: "La Declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía a las Fiestas de San Marcos", por parte de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía. Esta declaración supone no solo un reconocimiento a la secular tradición sanmarquera sino un espaldarazo importantísimo para la promoción en todo el mundo de las Fiestas de San Marcos y de Beas de Segura.


    FERIA VIRGEN DE LA PAZ

    Se precede a su festividad con un novenario en su honor y llegado el último día es manifestada la preciosa imagen en procesión desde el Santuario de "La Villa" a la Parroquia, haciendo un recorrido por las principales calles y plazos del pueblo.

    Una tradicional luminaria se levanta en la puerta de la Casa Consistorial. En torno a ella, los asistentes, en un ambiente festivo, pasan una velada en la que no falta la cuerva (especie de sangría) que el Ayuntamiento les ofrece.


    CARNAVAL

    Fueron los Siglos XVII, XVIII y XIX los de mayor esplendor, ya que el interés por todo el vecindario se sentía a lo largo del año en preparar lo mejor posible las murgas, comparsas y chirigotas. En el año 1.940 fue suprimida esta fiesta en toda España, sosteniendo que atentaba contra la dignidad, honorabilidad y respeto humano.

    A principios de la década de 1.980 a 1.990, de forma muy suave y tímida se dan en nuestro pueblo las primeras comparsas y murgas con apoyo del Ayuntamiento.

    Había en Beas grandes letristas que eran la pieza fundamental en estas fiestas. Caben destacar a Pedro Feliz Martínez y Jaime Cantero Lara.