C10.jpg

Patrimonio Cultural

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button

 

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO TERRAZAS DEL GUADALIMAR PUENTE MOCHO
Paleolítico

La ocupación humana del entorno de lo que hoy es Beas de Segura es muy antigua en el tiempo. Los primeros testimonios humanos de la Sierra de Segura aparecen en este yacimiento, en el paraje de Puente Mocho, nombre que se designa a un extenso hábitat al aire libre junto a las terrazas del río Guadalimar. Se hallan materiales del Paleolítico Inferior y Medio de los albores de la última glaciación (entre 100.000-10.000 aC).

Este lugar era paso de grandes mamíferos, como el ciervo y el caballo, poseía grandes recursos pesqueros y abundante materia prima para la fabricación de herramientas de piedras talladas, destacando cantos rodados y guijarros trabajados en cuarcita.

Los restos de industria lítica achelenses de este lugar fueron descubiertos en 1913 por Cabré y el Abad Breuil y parte de ellos se encuentran en el Museo Provincial de Jaén, en la Sección de Arqueología, sala 1: Prehistoria.

Es el yacimiento arqueológico más antiguo de la provincia de Jaén, por lo que las piezas más antiguas que se conservan en el museo arqueológico provincial, son las procedentes de este yacimiento.


YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO EL CASTELLÓN
Siglos II a.C. al III d.C.

Queda encuadrado entre el "Camino de las Huertas", uno de los más antiguos e importantes que conducían a Beas de Segura y la cañada ganadera trashumante, llamada "El Paso", coincidente con la antigua Vía Romana. Se ha encontrando cerámica a torno ibérica y terra sigillata romana.

La cerámica ibérica arroja una cronología de, al menos, el siglo II a.C y por su gran abundancia y escaso deterioro permite considerar al yacimiento en buen estado de conservación. Entre los distintos fragmentos de cerámica romana aparecen "terra sigillata aretina" fechada entre el 30 a.C. y el 20 a.C, "sigillata sudgálica" de La segunda mitad del siglo I y del II, "sigillata hispánica" junto con cerámica común romana con una cronología de hasta finales del siglo III de nuestra era.


PUENTE MOCHO
Siglos II-III

La Sierra de Segura durante época romana fue un importante paso de caminos que comunicaba el suroeste peninsular con el Levante a través del valle del Guadalimar y la Meseta con el sur a través del valle del Alto Guadalquivir. De ahí que queden numerosos restos de infraestructura viaria, entre los que destacan puentes y calzadas romanas.

Este puente romano, de los siglos II-III, sobre el río Guadalimar, se sitúa entre los términos municipales de Beas de Segura y Chiclana de Segura. La estructura es de grandes dimensiones distinguiéndose dos cuerpos bien diferenciados: el principal está compuesto por dos ojos con arco de medio punto y resortes a sus lados en los que van incorporados otros dos ojos de emergencia; el secundario estaba preparado para las ocasionales avenidas del río y está compuesto por otros dos ojos principales, aunque de menor tamaño.

La construcción, con un aparejo de grandes sillares colocados a cuerda y tizón, denota una gran perfección técnica con la que se consigue un resultado de gran solidez como demuestra la pervivencia del puente hasta nuestros días. El papel de esta obra en el esquema de comunicaciones romanas de la zona parece decisivo. Estrabón ya mencionaba una bifurcación de la Vía Augusta antes de llegar a Cástulo que salvaba el «Saltus Castulonensis» y que puede coincidir con el emplazamiento de Puente Mocho; en cualquier caso, por su posición, Puente Mocho es el centro de un cruce de caminos entre Cástulo, Guadíx, Cartagonova por la Sierra de Segura y Saetabis que justificaba la magnitud de la obra. El puente ha seguido en uso hasta hace poco, sirviendo para el paso de vehículos de las explotaciones agrícolas colindantes.

 

CONVENTO DE LAS CARMELITAS DESCALZAS DE SAN JOSÉ DEL SALVADOR
Siglos XV al XVIII
Declarado B.I.C.

Interesante conjunto arquitectónico heterogéneo, de distintas épocas, donde se guardan reliquias de Santa Teresa de Jesús y San Juan de La Cruz y donde destaca además como elemento de interés la Iglesia, con portada del s. XVII y el patio del s. XIX.

El convento fue fundado en 1575 por Santa Teresa de Jesús. A la entrada existen dos estatuas conmemorativas en honor a Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. Una vez fundado la madre Teresa pudo abandonar Beas en mayo, dejando como priora a Ana de Jesús. De aquella fundación de Santa Teresa, la primera en territorio santiaguista, quedan pocos restos.


Su estilizada puerta es barroca del s. XVII y en su interior presenta una única nave cubierta con bóveda de medio cañón y los brazos de crucero con media naranja. Entre 1836 y 1900 estuvo abandonado y como consecuencia de la guerra sufrió graves desperfectos, siendo restaurado en 1947.

 

Horario visita · De 10:00h a 12:00h y de 15:00h a 19:00h, excepto viernes mañana · Tlf.: 953 425 032

 

RELIQUIAS DE SANTA TERESA DE JESÚS Y SAN JUAN DE LA CRUZ
s. XVI

El Convento de las Carmelitas Descalzas de San José Salvador de Beas de Segura fue fundando en 1575 por Santa Teresa de Jesús, que permaneció en él 3 meses. En 1578 llega San Juan de la Cruz a Beas dándole a la Villa gran proyección y universalidad.

A la entrada del convento existen dos estatuas conmemorativas en honor a Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. En su interior se conservan distintos utensilios como reliquias de los santos, la primera llave de la edificación donde vivió Santa Teresa y que posteriormente se convirtió en el convento, su libro de actas y trozos de su velo. De San Juan de la Cruz se conservan el Cáliz, la casulla y su sillón.

Horario visita · De 10:00h a 12:00h y de 15:00h a 19:00h, excepto viernes mañana · 953 425 032

 

ERMITA DEL CALVARIO
Siglos XV-XX

Se encuentra a 16 Km de Beas de Segura, cerca de unas cuevas y una bonita cascada. La Ermita, adosada a una cortijada, sufrió un incendio hace unos años y está cerrada al público.

San Juan de la Cruz la visitó a menudo durante su estancia la localidad de Beas de Segura. Durante el recorrido desde ésta a la ermita nos encontraremos con La Cruz de los trabajos, donde según investigadores San Juan de la Cruz hacía su última parada para descansar antes de ir al Convento de las Carmelitas para visitar y confesar a las monjas.


IGLESIA PARROQUIAL NTRA. SRA. DE LA ASUNCIÓN
Siglos XV-XX

En la primera mitad del siglo XIV se construyó una capilla llamada de Los Caballeros, donde fueron enterrados los caballeros que hicieron una incursión al territorio sarraceno de Granada, que era frontera con Beas. Esta capilla se puso bajo la advocación de Santa Ana.

De la antigua, no queda nada y sobre ella hoy se encuentra la Iglesia Parroquial, que ha sido restaurada en varias ocasiones. Consta de una sola nave con capillas laterales, de la que sólo se conserva la torre del campanario.

La Iglesia Parroquial fue quemada el 21 de Noviembre de 1.810, empezándose a edificar en 1.825. En 1.836 se suspendieron las obras y mientras duró este proceso sirvió de Parroquia la Iglesia del Convento de Carmelitas Descalzas.


BARRIO DE LOS PORTALILLOS
Siglo XV-XX

Ya existía en el siglo XV aunque su fisonomía ha ido cambiando. A finales de este siglo adquirió su elemental arquitectura urbana con ese lateral porticado y soportales escalonados conocido ya como "Los Portalillos".

No tuvo ni agua ni árboles hasta 1807, año en que se construyó una fuente en el centro de la plaza sobre doble peana de piedra, cuando Fernando VII autorizó la traída de agua de Valparaíso mediante atanores de barro, después plantarían los árboles para dar frescura al lugar y pasó a llamarse aunque vieja, La Plaza Nueva.

Así se conservó hasta el año 1943 en que sufre otra remodelación eliminándose la fuente central y construyéndose otra de dos caños adosada al muro, talándose los árboles y erigiéndose un monumento al Sagrado Corazón de Jesús. Sería con la última, acontecida recientemente, cuando perdió definitivamente sus características centenarias.

CONVENTO DE LAS CLARISAS
Siglo XVI

El Monasterio de las Clarisas, también llamado Monasterio de la Limpia Concepción, militaba en la Orden de Santa Clara. La fundación data de 1508. Esta se encontraba en la Calle San Francisco 14 (Casa de Santa Ana).

Eestá situado donde hoy se encuentra el colegio de "San Fernando" y aún existe la fachada de la antigua Iglesia de las Clarisas.

 

FACHADA DEL ANTIGUO JUZGADO
Siglo XVI

De los antiguos juzgados sólo se conserva la portada renacentista del siglo XVI con el escudo representativo de la Villa sobre el dintel. También fue la Carnicería del Concejo de Beas de Segura.

 

LOS CRISTOS

Los bailes típicos serranos se remontan al s. XVI, excepto las Pesás de Beas de Segura que son anteriores, de los s. XIV-XV. Estos bailes fueron traídos por castellanos, murcianos y malagueños. En todos los pueblos hay grupos folclóricos que actúan dentro y fuera de la Sierra.

Son muy típicas las Jotas y Jotas con Seguidillas, Malagueñas y Toreras. Se desarrollan a partir del s. XVI, con aires castellano-manchegos tomados a la vez de Aragón que entroncan con el alma serrana que les imprime su sello personal.

Los Cristos, cuyo origen se remonta al s. XVII son Jotas y Seguidillas desgajadas de las Pesás como elemento profano. Por influencias de Beas y de la Sierra Profunda existe una variedad de Cristos en Arroyo del Ojanco. En ambas localidades se bailan en fiestas y en días señalados.

Actualmente algunos grupos folclóricos han recuperado el alma serrana y aprendido de sus ancianos los pasos y la música.

 

ALMAZARA DEL RÍO BEAS
Siglo XX

Se encuentra en el valle del río Beas y es un antiguo molino de aceite de propiedad privada. Sus orígenes se sitúan probablemente en el periodo republicano del primer tercio del s. XX, cuando las Sociedades Agrarias alcanzaron un gran desarrollo bajo un sistema organizativo regido por el accionariado. Mientras que permaneció en uso, molturaba la aceituna de los alrededores convirtiéndose en centro industrial de la zona. Se conserva todo el cuerpo de fábrica en un estado aceptable, con lo que se convierte en un espacio todavía representativo del conjunto patrimonial relacionado con el sector del aceite de oliva.

 

ESCULTURAS EN EL PASEO
Siglo XX

Escultor: Constantino Unghetti, que fue director de Museo de Artes y Costumbres Populares de Jaén, para él fue el encargo de las figuras para ornamentar la Fuente Monumental erigida en el Paseo. El motivo que empleó fue el de representar el trágico suceso del 17 de septiembre de 1955, cuando las aguas enfurecidas que bajaban de las montañas, a causa de una tremenda tormenta, desbordaron el cauce del río Beas, formando una tromba de barro y piedras que fue arrasando todo cuanto a su paso hallaba y lo mas lamentable una vida humana en plena juventud.

Las esculturas alegóricas del monumento representan:
-La mujer, las víctimas y el dolor causado por las riadas.
-Los trabajos de canalización del río y construcción de los canales.
-La furia de las tormentas doblegadas.

En el Paseo también del mencionado escultor encontramos un monumento alegórico con el escudo de la Villa y los símbolos del trabajo intelectual del hombre, la industria y la agricultura.

Casi treinta años después de haber esculpido las figuras del Paseo el autor realizó un monumento a los Toros de San Marcos, modelado y fundido en bronce con la intención de plasmar la conmemoración de la peculiar fiesta taurina de "Los Toros de San Marcos", que en honor del Santo se vienen celebrando en el pueblo desde tiempos inmemorables. La escultura está situada en la glorieta de San Marcos.