DSCN0156.jpg

La Sierra de Segura

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button

 

 

Jaén se encuentra al sur de España, en Andalucía, haciendo frontera con La Mancha. Al noreste de esta provincia famosa por sus olivares y sus masas forestales, se encuentra la comarca de la Sierra de Segura, rincón intrincado y poco conocido.

Su territorio constituye un 67,3% del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, que con sus 209.920 Ha, es el espacio protegido más extenso de España y el segundo de Europa. La Sierra de Segura aporta al Parque Natural 143.346 Ha.

Las especiales características de la Sierra de Segura, su accidentada orografía, la complejidad geológica y la variada naturaleza del substrato y sus peculiares condiciones climáticas, permiten la presencia de una riqueza florística excepcional, con multitud de especies endémicas y de distribución restringida que, unido a la diversidad de su fauna e importancia de algunas de sus especies, convierten a este espacio natural en una de las áreas de mayor interés ecológico de la región.

La atraviesan importantes ríos, algunos de los cuales nacen aquí, como el río Segura. El Guadalquivir penetra a los pocos kilómetros de su nacimiento en la Sierra de Segura deteniendo sus aguas en embalse de El Tranco de Beas, en el corazón del Parque Natural.

Esta comarca acoge a casi 27.000 habitantes distribuidos en 13 municipios cargados de historia y naturaleza., Arroyo del Ojanco, Beas de Segura, Benatae, Génave, Hornos de Segura, Orcera, Puente de Génave, La Puerta de Segura, Santiago-Pontones, Segura de la Sierra, Siles, Torres de Albanchez y Villarrodrigo.

La comarca de la Sierra de Segura constituye un eslabón intermedio de la extensa Cordillera Bética en su zona prebética, constituyendo un macizo montañoso calizo prácticamente continuo, en dirección NE-SO, con las sierras de Alcaraz y Calar del Mundo en Albacete, Las Villas, Cazorla y El Pozo en Jaén y Castril en Granada.

Tiene una elevada altitud media, con un 70% de su superficie por encima de los 800 m, lo que le confiere una acusada personalidad geográfica, donde destacan cumbres que rozan los 2.000 m. La máxima altitud de la comarca está en el Cerro de las Banderillas con 1.993 m, mientras que la mínima se localiza en la confluencia del arroyo de Gutar con el río Guadalimar con tan sólo 440 m. Es este relieve accidentado el que otorga a la Sierra de Segura un paisaje rotundo y laberíntico, donde las variaciones de altitud, orientación y clima, propician la existencia de ecosistemas ricos y variados. Sus campos se transforman con el paso de las estaciones y en su paisaje se configura un fascinante contraste cromático a lo largo de todo el año. Masas arbóreas junto a nacimientos de ríos, bosques de pinos, encinas, quejigos, arces, avellanos y acebos se mezclan en suaves llanuras y terrenos escabrosos con miradores naturales por encima de los 1.500 m.

La comarca presenta una gran variedad, como corresponde a un ámbito contrastado, donde pueden diferenciarse las siguientes unidades de Oeste a Este:

  • Zona Externa, de paisaje suave y predominio olivarero y cerealista, donde las pendientes no son muy fuertes. Se halla en la parte más occidental de los términos de Beas de Segura, Arroyo del Ojanco, Puente de Génave, La Puerta de Segura, Torres de Albanchez, Génave y Villarrodrigo. Esta zona acoge también las estribaciones más orientales de Sierra Morena, en el entorno del embalse del Guadalmena.
  • Zona Intramontañosa, con pendientes similares a las anteriores, es decir, suaves. Está formada principalmente por los valles del Guadalimar y sus afluentes Onsares y Trujala. Tienen gran capacidad agrícola y actualmente están ocupados por olivares.

  • Dos zonas montañosas separadas por los valles anteriores. Son las más accidentadas de la comarca, con pendientes muy fuertes y suelos poco profundos. Tienen una gran riqueza ecológica pero muy poca capacidad agrícola, aunque en otros tiempos la necesidad hizo que se roturasen muchos montes para huertos y olivos, con la consiguiente erosión, degradación y pérdida de la escasa fertilidad del suelo. Son:

    • Unidad de Segura, paralela a la anterior por el este. Constituye la parte más amplia y montañosa de la comarca y se la conoce localmente como "La Sierra Profunda". Tiene una altitud media de 1.400 m, con máximas en el Banderillas (1993 m), el Almorchón (1915 m), el Mariasnal (1825 m), Las Palomas (1857 m), el Yelmo (1809 m), el Puntal de la Misa (1794 m) y el Espino (1722 m). Abundan aquí los calares, grandes altiplanicies calcáreas a más de 1.500 m, profundamente disectados por el río Segura, Madera y Zumeta. que se abren paso entre un terreno abrupto y cubierto por una de las mayores masas forestales de Europa.
    • Unidad de Beas. Su línea de cumbres corre por el límite suroccidental de la comarca, alcanzando los 1.830 m en el pico del Blanquillo y llegando hasta Torres de Albanchez.


La Sierra de Segura es tierra aún por descubrir que guarda intacto su pasado, mezcla de los distintos pueblos que la habitaron. Cultura definida por civilizaciones que dejaron su legado manifiesto a través de pinturas rupestres, puentes romanos, murallas, castillos y fortalezas, iglesias, casas de piedra blasonadas y arquitectura popular aún conservadas; cuyo valor le ha valido en algunos casos su reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad, Conjuntos Histórico-Artísticos y Bienes de Interés Cultural; valores que ya supieron captar sus habitantes, entre los que compartieron y marcaron historia personajes como Ánibal, Asdrubal, Publio Cornelio Escipión y su hermano Cneo, Ibn Ammar, Rodrigo Manrique y su hijo Jorge Manrique, San Juan de la Cruz,, Santa Teresa de Jesús, Francisco de Quevado, Antonio Machado.

Pinturas rupestres · Patrimonio de la Humanidad
Segura de la Sierra


Paisaje agrícola tradicional junto a densos bosques, dan a conocer su economía de agricultura y ganadería. Tierras de olivares y huertas familiares en sus valles, su clima da origen a un exquisito aceite que consiguió la primera denominación de origen otorgada en Andalucía. Pionera en el cultivo del olivar ecológico celebra las únicas jornadas técnicas del sector en todo el arco del Mediterráneo, ECOLIVA, el más importante encuentro internacional del sector.

Existen infinidad de lugares donde practicar todo tipo de deportes en la naturaleza como montañismo, senderismo, rutas en bicicleta de montaña. También es una zona idónea para la práctica del vuelo libre y todos los años se convierte en punto de encuentro de todos los amantes del vuelo en El Festival Internacional del Aire. En definitiva el sueño de cualquier amante de la naturaleza..

Otro de los atractivos de esta comarca es el poder asistir a sus juegos y festejos populares, a la quema de castillos, al prendido de luminarias, a sus festejos taurinos, romerías y verbenas. Es tierra de numerosos festejos que giran en torno al toro entre los que destacan los encierros de Hornos de Segura y Orcera o la fiesta de San Marcos en Beas de Segura, declarada de Interés Turístico Nacional.

Olivar en Valdemarín
Pontones

Para conocer su forma de vida, sus costumbres, arte y gastronomía el viajero encontrará en la Sierra de Segura alojamientos tradicionales y podrá degustar su gastronomía en los restaurantes de la zona, disfrutando de la naturaleza a través de actividades y rutas con monitores especializados si lo desea. En sus alojamientos no solo estará bien atendido también estará informado de cuantas oportunidades turísticas le brinda la zona.