DSCN0034.jpg

I.G.P. CORDERO DE SEGURA Y LA SAGRA

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button
ACCIÓN CONJUNTA DE COOPERACIÓN · I.G.P. CORDERO DE SEGURA Y LA SAGRA
La confluencia de las provincias de Almería, Granada, Jaén, Albacete y Murcia dan lugar a un área geográfica bien delimitada por grandes áreas montañosas que rodean a una altiplanicie en la que, de forma tradicional, se ha venido desarrollando una forma de vida en torno a dos productos: cereal y ganado ovino. Esta relación, mantenida durante cientos de años ha producido una especial forma de trabajo con la ganadería ovina que se ha mantenido hasta nuestros días, mejorada por los lógicos avances de la técnica y el manejo del ganado. En estas condiciones se obtiene un producto, el Cordero de Segura y La Sagra, que tiene su fama en la excelencia de su carne y en la forma de producción ligada a la altitud. Estamos por lo tanto, ante un producto agroalimentario con TRADICIÓN E HISTORIA.
igp1 igp2 igp3
La carne comercializada bajo el amparo de la I.G.P. es exclusivamente de corderos nacidos, criados y sacrificados en la zona amparada, que proceden de  raza segureña y que superen un riguroso programa de control.

El control abarca desde el nacimiento de los corderos, crianza, alimentación y cuidados sanitarios, hasta su sacrificio, todo ello de acuerdo a la legislación vigente.

El régimen alimenticio de los corderos es exclusivamente lácteo en sus primeras tres semanas de vida y mixto hasta el destete: leche materna y un concentrado de iniciación. Esto se debe a la buena capacidad lechera de la oveja Segureña, lo que le permite criar con facilidad los corderos. El destete se realiza entre los 40 y 50 días, sacrificándose los corderos entre los 70 y 95, con un peso comprendido entre los 19 y 25 Kg.

La carne de Cordero de Segura y la Sagra es de color rosa pálido, y se caracteriza por tener escaso sabor y olor característico de la carne de cordero, acompañado de  una gran terneza y jugosidad.