DSCN0078.jpg

Patrimonio Cultural

Imprimir
PDF
AddThis Social Bookmark Button

 


pcultural_puerta

 

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE BUJALAMÉ
Siglo IV a.C.

El Yacimiento Arqueológico de Bujalamé se ubica en el municipio de La Puerta de Segura, en un cerro a orillas del río Guadalimar, dominando la vega de dicho río y en comunicación visual directa con otros de su misma época como el del Castellón del Moro, junto al Guadalmena.

Este es uno de los más importantes emplazamientos ibéricos de la provincia de Jaén, por su posición estratégica, potencia arqueológica e interés histórico.

Corresponde a los poblados de la época llamados "oppidum", entre los que Bujalamé es el último que se conoce al este de Andalucía Oriental y el más importante de la entrada a la Sierra de Segura por el río Guadalimar.

Por sus características parece tratarse de un poblado ibérico del siglo IV a.C., época de mayor esplendor de esta cultura mediterránea y debió tener similares características a otros con los que en principio comparte una posición privilegiada para la defensa y el abastecimiento desde el río y los terrenos de cultivo anexos.

PUENTE SOBRE EL RIO GUADALIMAR
Medieval

El puente sobre el río Guadalimar construido en época musulmana, situado al pie de una antigua fortaleza, fue construido con mampostería de calicanto y con un solo ojo.

Servía de presa en caso de peligro, ya que se tapaba con una puerta, las aguas remansaban y subían de nivel inundándolo todo y quedando el puente impracticable.

La pequeñez de su ojo ocasionaba numerosas inundaciones, lo que originó su voladura a principios del siglo XX, apareciendo actualmente uno más ancho construido en parte sobre los cimientos del anterior.

TORREÓN
Siglos XI-XII

Esta torre, conocida popularmente como "El castillo", situada en la calle del mismo nombre, es el único resto conservado del recinto exterior que rodearía la fortaleza. Pertenece al período almohade, del último tercio del siglo XI y primera mitad del XII.

Es una construcción en tapial de calicanto, de planta cuadrada, que ha perdido altura y su antiguo remate que debió ser almenado.

El procedimiento constructivo a base de gruesos muros sin decorar, debido a su finalidad estrictamente defensiva, la pone en relación con numerosas torres de la Sierra de Segura, tales como las de Santa Catalina en Orcera y la del Cardete en Benatae.

CASTILLO DE BUJALAMÉ
Siglo XII
La Puerta de Segura
Declarado B.I.C.

Cerca de la aldea de Los Llanos de Arriba, sobre un cerro circular de más de 600 m de altura, desde donde se divisa el río Guadalimar, están las ruinas del castillo de Bujalamé, de base rectangular, construido con grandes mampuestos y rodeado por un muro. El castillo se levantó sobre un oppidum ibérico del siglo VI a.C. que incrementó considerablemente su importancia, su perímetro y su población en los siglos V y IV a.C. ya que por allí, siguiendo la vía del Guadalimar, pasaban los minerales procedentes de Cástulo. A finales del siglo XX, se derribó la parte superior de una torre de cierta envergadura de la que se conserva el zócalo macizo inferior.

 

CASTILLO DE MATAMOROS
Medieval

Construcción defensiva situada en un terreno acolinado dominando una pequeña extensión a su alrededor. Se localiza a unos 5 kilómetros de Puente de Génave, aunque en el término municipal de la Puerta de Segura. El acceso se realiza a través de la N-322 a la altura de la cortijada de Matafría.

El edificio se encuentra muy deteriorado, conservándose únicamente un paredón de tapial de calicanto de ocho metros de largo. Se observan todavía los cimientos restantes e interesantes acopios de material en superficie.

La construcción parece ser de origen musulmán a juzgar por la técnica constructiva a base de tapial de calicanto y se enmarcaría entre los edificios de función militar encargados de la vigilancia y defensa ante incursiones desde los Campos de Montiel, o de puesto de abastecimiento en el camino entre Segura de la Sierra y los territorios hoy manchegos.


CASCO ANTIGUO DE LA PUERTA DE SEGURA
Medieval

Su trazado urbanístico es medieval, de carácter defensivo, adaptado al medio físico, con calles estrechas, tortuosas, desigualmente trazadas que desembocan en plazuelas y numerosos callejones sin salida. Son numerosos los escalones con pavimentos de piedra para salvar los desniveles.

Las casas son de mampostería de pequeño tamaño, encaladas y con dos plantas generalmente.

El Barrio de las Riscas se desarrolla por callejuelas típicas, estrechas y empinadas, con casas ubicadas sobre riscos y paredes anchas de piedra. En el Barrio de Beas destaca la calle San Patricio, con una estética típica de la región, y la calle del Castillo, donde se encuentra la única torre del antiguo castillo que presidía el río y que fue, en algunas épocas, utilizada como cárcel, y donde se puede observar la singularidad de las construcciones árabes.



IGLESIA PARROQUIAL DE SAN MATEO
Siglo XIX

Esta iglesia fue levantada en en el mismo lugar que el templo medieval, que fue incendiado en 1811 por las tropas francesas. La actual construcción se llevó a cabo en 1821 por intervención del infante D. Francisco de Paula Antonio y es de mayor dimensión que la antigua.

El edificio tiene planta basilical de una sola nave y de cabacera poligonal, cubierta por bóveda de cañon con lunetos.

En el lateral izquierdo tiene adosada una capilla rectangular adintelada, dedicada al Santísimo, en el lateral derecho, en la zona de la cabecera, está la Sacristía y a los pies una pequeñísima sala cuadrada que sirve de despacho.


El exterior de ladrillo enfoscado es de gran sobriedad.

La portada principal es adintelada sobre pilastras con óculo o ventana circular en el centro y unos arcos de medio punto a los lados que se encuentran actualmente tapiados.

Presenta una torre que albergua un cuerpo de campanas y un reloj, rematada por un capitel recubierto exteriormente de pequeños mosaicos blancos y coronado por una cruz.

En su Sacristía conserva una cruz procesional de plata del siglo XVI, que refleja de forma extraordinaria las características de la orfebrería española del Renacimiento. Con ella se bendecía el río para las Cruces de Mayo.

 


TEATRO
Siglo XX

Construido a principios del siglo XX, con el estilo ecléctico de la época. El edificio tiene planta ovalada y es significativo por su fachada articulada en dos pisos: el bajo tiene puerta con arco de medio punto sobre pilastras y a los lados ventanas de semejante trazado, repitiéndose en el balcón abalaustrado y enmarcado por un gran arco de medio punto apoyado sobre dobles columnas en el piso superior.

Dos pilastras enmarcan la altura del edificio coronado por un panel cerámico con la fecha de la realización del inmueble, 1928, y jarrones a los lados.

 


PASEO DEL RÍO
Siglo XX

Este paseo a ambos lados del río Guadalimar, que divide a la población en dos, se sitúa en torno al antiguo puente, en ambas márgenes del río.

Sus obras se realizaron en los años 90 del siglo pasado y fueron reconocidas por la Consejería de Turismo que otorgó en 1996 un accesit en la modalidad de "Pueblos", por la labor de embellecimiento que se había realizado.

FOLCLORE

El folclore tiene su máximo exponente en el Fandango del Chirichipe o Malagueña de La Puerta, a las que se añaden otras variedades como la Jota de La Puerta y la Jota de la Gachamiga, Las Manchegas de La Puerta y los Marcaos.

La indumentaria para estos bailes tiene un extraordinario colorido.